RETINOL vs GLICÓLICO

Dic 20, 2022 | Consejo Farmaceutico, Farmacia | 0 Comentarios

Quizá dos de las moléculas más demandadas hoy en día para los tratamientos antiedad sean el Retinol y el Glicólico

¿Qué hacen? ¿En qué se diferencias? ¿Cuál es tu mejor opción?

La primera capa de la piel es la epidermis, y dentro de ella la capa cornea. Esta se renueva
aproximadamente cada 28 días. Este proceso se ralentiza con la edad, de modo que la piel se
va engrosando y se va viendo cada vez más apagada.

Tanto el retinol como el glicólico son renovadores celulares, es decir, mejoran la curvatura
dermoepidérmica estimulando la dermis y acelerando la renovación de la piel. De este modo,
esta adquiere un grosor sano y renovado, permitiendo que todos los “problemas” que
queremos tratar con los tratamientos antiedad (manchas, arrugas, piel apagada…) se resuelvan
de modo más rápido.

Son, por tanto, la mejor opción cuando verdaderamente queremos percibir un “cambio” en la
piel. En ambos casos son potenciadores de otros tratamientos, no el tratamiento en sí mismo.
Además, NUNCA deben combinarse y requieren que la piel se acostumbre a ellos
(especialmente en el caso del retinol). Ambos se utilizan de noche haciendo hincapié en la
fotoprotección durante el día.

¿Cuál es el más adecuado para ti?

Depende el “compromiso” y profundidad.

El glicólico mejora luminosidad, textura y tono. La primera semana deberá emplearse en
noches alternas.

Optaré por el retinol para arrugas profundas y machas complicadas. En este caso el proceso de
retinización de la piel será aún más progresivo. Generalmente lo usaré una noche si y dos no la
primera semana, noches alternas la segunda y todas las noches a partir de la tercera si todo ha
ido bien. También debes saber que durante este tiempo es normal que te peles un poco y
tengas un ligero eritema. No lo apliques si tienes irritación, pero no lo dejes del todo pues
desandará lo andado y volverás al punto uno en la retinización de tu piel, y es imprescindible
pasar por este proceso.

y… ¿qué hacemos en verano?

Voy a citar a las estupendas formadoras de SKINCEUTICALS, que nos lo explicaron con una
metáfora divertida y clara en el último curso al que asistí.
El retinol requiere compromiso. Es como un novio con el que te vas a casar…No lo dejas en
verano, pero no inicias tu relación en junio, que el veranos es mes de permitirse ciertas
“libertades” si la relación es tan nuevita.

Sin embargo, si llevas todo el invierno con él, en verano ya no habrá problema (cuidando en
extremo la fotoprotección). Si el retinol “te pide mucho”, combina con cremas
compensadoras como TRIPLE LIPD de SKINCEUTICALS que favorecerá una retinización más
llevadera.

El glicólico, compromete menos… una relación con expectativas diferentes…

Ojo, ninguno de ellos se usará en piles reactivas salvo expresa recomendación por parte del
dermatólogo